jueves, 11 de mayo de 2006

Historia de un españolito


Empecé a trabajar en Junio de 1966, y desde entonces he cotizado toda mi vida interrumpidamente (suerte y esfuerzo personal)
Actualmente tengo 54 años, o sea que cuando llegue a los 65 tendré (sí antes mi "amado" jefe no me despide) 50 años de cotización.

Sólo faltaría que cambien las leyes y suban la edad de jubilación (los que mandan tienen esa idea en la cabeza y sean del partido político que sean, me temo que lo harán).
Al trabajar en una empresa privada pequeña, sé que nunca podré acceder a una prejubilación como los que están en empresas privadas grandes o empresas públicas ú organismos oficiales, a los que "castigan" jubilándolos hacia los 50 años. (envidia sana, os felicito a los que podéis hacerlo).

Me veo jubilándome con 70 años, 55 de cotización y una pensión penosa, que no llegará para pagarme una residencia privada, porque, por supuesto seguirá sin haber plaza en las públicas.

¿ Alguien quiere mantener que esto es un estado de bienestar ?

No tienen vergüenza, ni los que hacen las leyes, que son los mismos que las aplican, ni los sindicatos que deberían defender las injusticias sociales, ni nosotros mismos, borregos que sólo nos preocupa nuestra propia "seguridad" y cuando vemos que el vecino se hunde en la miseria pensamos: "menos mal que a mi no me ha pasado".

Hala, a seguir haciéndolo todo igual, que nuestra sociedad va "mu bien"


YO

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y para qué quieres una residencia? Si no te va a hacer falta...

GloMaYol dijo...

Ya decía yo que algo fallaba en el plan...

:-)

Francesc dijo...

"residencia privada"???...
Tu di que por si acaso...

;-)