domingo, 9 de septiembre de 2007

La estafa de la democracia

Leído en Tabú... la cueva del demonio
Prólogo de Manuel Pimentel para el libro "Políticos, los nuevos amos" de Francisco Rubiales.


“Vivimos en una democracia”, nos jactamos. “Podemos quitar y poner a nuestros gobernantes”, nos repetimos. “Somos libres”, nos consolamos. Y, después, con una plácida y mansa autocomplacencia, nos vamos de compras al hipermercado más próximo. Votamos libremente, luego somos libres.

Esa es nuestra democracia, o así debería funcionar, al menos en teoría, nuestro sistema democrático, el que creemos más avanzado del planeta.
Tenemos idealizada esa palabra “democracia”, cuando, en verdad, nos limitamos a depositar, cada cuatro años, una papeleta con unos nombres preelegidos por los todopoderosos partidos políticos.
¿Tan perfecta es nuestra democracia? Pues, la verdad es que no. Su ejercicio dista bastante de la perfección de su apariencia.

Pero, sin embargo, muy pocos son los que se atreven a denunciar sus flagrantes pecados.
Si algún crítico cuestiona alguno de sus postulados o critica algunas de sus evidentes fallas, siempre aparece el apologista de turno repitiendo las palabras atribuidas a Churchill: “La democracia es el peor de los sistemas políticos si exceptuamos a todos los demás, claro está”.

Y vuelta al conformismo que nos narcotiza.
Porque, en verdad, ni somos tan libres como nos creemos, ni nuestra democracia nos pemite participar.
Somos meros títeres en manos de un poder que nos manipula e intimida.

Mi humilde comentario: Pocas palabras y muchas verdades, ¿que más se puede pedir?

7 comentarios:

Farfu dijo...

Chica tontería has escrito. Está claro que eres joven o estúpido o ambas cosas

Anónimo dijo...

Pues para chica tontería la suya, enorme y galopante estupidez la tuya.

Si vas a criticar algo, hazlo con argumentos y aporta tu conocimiento como contraste. Pero para demostrar que tus palabras están más vacías (si cabe) que tu respeto, mejor haz voto de silencio.

Un saludo.

Despiertate Ya! dijo...

Estoy de acuerdo contigo.

Un abrazo

http://despiertateya.blogspot.com/

GloMaYol dijo...

farfu: no has acertado ni una. que pena!. :-)

anónimo: gracias.

despiertate ya!: muy interesante tu blog. La desinformación con la que nos rodean los medios, hace que mucha gente viva feliz (atontada, y feliz).

Farfu dijo...

sorry, ayer fue un día chungo y se me fue la olla un poco, tanto que me expresé tan mal que me quedó un comentario dirigido al autor del blog cuando lo que yo quería era referirme al autor del texto... en fin, las prisas y tal.

Rápidamente y por referencias a anónimo, la democracia no es sólo votar de vez en cuando, la democracia es también la posibilidad de que cualquiera puede ser político, si no te gusta el sistema (a ti o a Pimentel) involúcrate más, esa es la ventaja de la democracia que cualquiera puede estar en ese grupo que este llama "los todopoderosos partidos políticos"

Ocol dijo...

farfu, en realidad cualquiera no puede estar en "ese grupo".
Los argumentos, aquí.

Un saludo.

Alexander dijo...

Te apoyo, bueno.. yo trate un tema similar, solo que lo mio es mas general no solo aplicable con la democracia. Jeje.

http://somoslaclave.blogspot.com/2010/08/el-mito-de-la-caverna-que-sucede.html

PDT: Toy de acuerdo con lo que dices.