domingo, 31 de agosto de 2008

El desastre en la educación

Noticia original en ABC

Los adolescentes españoles no saben más que un niño de primaria. Así se desprende de las notas de su primera prueba de conocimientos, realizada este mes de mayo sobre alumnos de eº de ESO -en torno a los 14 años.
Los resultados son desoladores: un 5,87 de nota media en lengua, y un 3,64 en matemáticas.
Casi un 70 por ciento han suspendido las pruebas de esta última materia.

En lengua, un 42,15 por ciento no supo dar el significado de "depresión", "conmiseración" y "remota". Un 21 por ciento fue incapaz de transformar una oración en pasiva. Un 49,3 por ciento no supieron conjugar dos formas verbales: el pretérito perfecto simple del verbo «crecer» y el presente de indicativo del «coger».

En matemáticas, la resolución de problemas, con sólo un 19,6 por ciento de aprobados, puso a la vista un fiasco aún más estrepitoso: un 2,68 fue la nota media obtenida.
Casi uno de cada tres alumnos no fue capaz de convertir euros a dólares.
En problemas, un ejemplo: Antonio da a sus sobrinos 936 euros para que se lo repartan, pero «este año les ha dado un 4 por ciento más que el pasado. ¿Cuántos euros dio en total Antonio a sus sobrinos el año pasado?» El 90,88 por ciento de los examinados no encontró la respuesta.
El gasóleo, les dio problemas a más del 85 por ciento de los alumnos, que no supieron averiguar el volumen de un depósito de este combustible, según unas medidas señaladas, ni cuánto habría de pagar por llenarlo un cliente.

Pues lo que se desprende de los últimos párrafos es que los mismos incompetentes que han llevado a los chavales a esta situación siguen "tomando medidas" y haciendo "planes de mejoras".... y llevan más de 20 años con la misma estrategia.
Han conseguido que varias generaciones lleguen a un nivel de incultura casi insuperable... o no, porque siguen "superándose" cada año.

Eso sí, los padres que puedan llevar a sus hijos a un centro privado donde la enseñanza esté dirigida por profesionales competentes y motivados, con planes de estudios exigentes y bien preparados, pueden estar tranquilos, los resultados son completamente diferentes, y ellos serán los dirigentes de las nuevas generaciones. Los pobres, NO.

Me he acordado de unas "reglas" para controlar al pueblo que según parece, son atribuibles al Grupo Bilderberg:
"La calidad de la educación dada a las clases inferiores debe ser de la más pobre, de manera que la brecha de la ignorancia que aísla a esas clases inferiores de las clases superiores sea y permanezca incomprensible para las clases inferiores.
Con tal discapacidad, mismos los mejores elementos de las clases inferiores tienen poca esperanza de extirparse del lote que les ha sido asignado en la vida.
Esta forma de esclavitud es esencial para mantener un cierto nivel de orden social, paz y de tranquilidad para las clases superiores dirigencial." Documento original

Relacionadas:
El arte de fabricar Zopencos

5 comentarios:

Max Birrax dijo...

Hola. Mi opinión es que hemos pasado de un extremo al otro, y eso nunca es bueno.

Como continuación a lo que expones, te diré que hace poco me "deleité" con un vídeo en el que chavales de unos 15 ó 16 años contestaban que el participio del verbo freir era "freido" (glups). Menos mal que, para compensar, demostraron ampliamente que se sabían de sobra la vida y milagros de Jaime Cantizano. Ay, madre, ¡menudo porvenir nos espera!

Un saludo,

GloMaYol dijo...

Completamente de acuerdo, es como un péndulo descontrolado (o quizás MUY controlado).

Yo soy de la época en que, cuando no nos sabiamos de memoria las tablas de multiplicar, por ejemplo, el profesor nos daba unos "golpecitos educativos" en la palma de la mano con la regla de madera y con toda la mala leche de la que era capaz.

Seguramente no era la enseñanza ideal, pero de algo servía, creo.

Max Birrax dijo...

No estoy muy de acuerdo con eso de "la letra, con sangre entra", es más creo que puede llegar a ser perjudicial.

Lo que sí veo fatal, pero fatal, es que, en cada Plan Escolar, se haya ido relajando todo más, hasta llegar al extremo de que, hoy en día, se pueda pasar de curso con varias asignaturas suspendidas (creo que tres) del anterior.

GloMaYol dijo...

Por supuesto, tampoco se trata de dar una paliza y dejar al chaval en el suelo sangrando.
Todos los extremos son malos.

Simplemente si se les diera unas normas de actuación y comportamiento social correcto en cualquier situación, y no se perdiera un principio de autoridad (sin violencia, claro) seguramente, crecerían con las ideas claras.

Lo del relajamiento de los planes de estudio es política (p*ta política) y esa gentuza está jugando con nuestras vidas y nuestro futuro.

Anónimo dijo...

Creo que no leí muy bien, así que lo he vuelto a hacer... ese comentario sobre la EDUCACIÓN DE LA CLASE BAJA Y ALTA... me parece muy estúpido,la diferencia en calidad de EDUCACIÓN... Yo tuve la suerte de asistir a escuela pública, y a privada, cuando DOCENTE trabaje en amba,sinceramente no vi diferencia, la única diferencia, fue la estupidez de las niñas que asistian a la escuela privada, un sonajero hace mas ruido que sus cabeza. creo que con eso digo todo.